martes, 18 de marzo de 2014

¡Historia Random!



Los gritos de su padre se escuchaban por toda la casa. Norah salió corriendo, no sin antes azotar la puerta de su hogar. Solo traía una mochila con todo lo necesario. Era la primera vez que se escapaba, estaba nerviosa pero no dejo de correr hacia el lugar acordado.


Nazli estaba parada viendo hacia la dirección por la cual vendría su amiga. Unos momentos después vio como la silueta de su amiga se aproximaba rápidamente. Levantó una mano para que Norah se diera cuenta que la estaba esperando.

Era de noche y el vaho se sus respiración se hacía notar. En el momento en que Norah llego al lado de Nazli, se abrazaron para después continuar su camino.


El alumbrado público no tenía mucho alcance de luz, incluso un poste fallaba.
Pasaban por las desiertas calles solamente siendo notadas por las prostitutas de esquina que las miraban de reojo. Después de interminables y tétricamente oscuros minutos cruzaron una calle, cuya esquina a lo lejos se podía observar a un grupo de jóvenes drogándose.
Nazli apretó fuertemente la mano de Norah, deteniéndola y haciéndola retroceder unos pasos.

-¿Qué?- Preguntó Norah
-Drogadictos-
-¿Y?, solo saquémosle la vuelta-
-Pero si nos ven corremos-
Ambas se armaron de valor y caminaron unos pasos, pero, efectivamente, los drogadictos las vieron y sus hormonas se alborotaron. Nazil y Norah se pararon en seco al notar sus miradas clavadas en ellas. Los drogadictos empezaron a caminar hacia ellas. Ellas comenzaron a correr huyendo de ellos que habían empezado a perseguirlas.
Corrieron por varias calles, hasta que vieron a otra pequeña banda al final del camino.
Norah comenzaba a desesperarse y a temblar, por el miedo y el frio.

-¡Por aquí!- Grito Nazli jalándola del brazo hacia una pequeña calle que quedaba en medio de dos casas.

Corrieron por la pequeña calle hasta llegar a un punto donde debían elegir ''derecha o izquierda''. Nazil jaló a Norah para que girará con ella hacia la izquierda mientras ella volteaba para ver si estaban muy cerca. Para su suerte los drogadictos iban entrando a la pequeña calle, lo que les daba tiempo de perderlos.
Corrieron hasta que llegaron a una calle ancha e iluminada.
A pesar de todo, siguieron corriendo hasta perderlos por completo. Pero terminaron perdiéndose ellas. De momento se dieron cuenta que estaban perdidas, pues no reconocían el lugar y tenían temor de regresar. Norah se sentó en la banqueta a descansar.

-¿A dónde iremos?- Le pregunto a Nazli.
-No lo sé. No es como si tuvieras un lugar a donde ir- Respondió. Ambas se quedaron calladas por un instante.
-¡Hay que buscar un parque!- Dijo Norah.
-¿Para qué?-
-Los vagos duermen en los parques-
-Sí... Y después los echan los policías-Menciono en un tono un tanto sarcástico -¡Los indigentes no duermen en el parque por gusto! Es porque se drogan y caen a donde sea-
-Entonces durmamos aquí-
-¡No!
-¿Porque?-

-No sabemos dónde estamos, es de madrugada, probablemente hay violadores, secuestradores y más drogadictos ¡Claro! ¡Durmamos aquí! ¡No sabes cuándo amo dormir en las banquetas! ¡Es uno de mis hobbies favoritos!- Dijo Nazil sarcásticamente mientras hacía hipócritas señales de felicidad.
-¿Tienes una idea mejor?-
-Cualquier cosa es mejor que esto, caminemos-
-¿Me escapé de casa para esto?-  Dijo mientras empezaba a seguir a su amiga que ya había empezado a caminar hacía cualquier lugar.
-¡Fue tu idea!-

Esta historia no continuará... (?)


Esta historia se escribió en Skype en un momento de aburrimiento...


Fue escrita por:

~Edith Cortés
~QuimeraDreams

1 comentarios:

  1. No es por presumir... pero nos quedó genial.
    ~Mas información sobre la historia~
    Posiblemente continuemos la historia hasta el 30 de Febrero del año que entra (=

    ResponderEliminar

 

Thanks For The Memories Template by Ipietoon Cute Blog Design and Bukit Gambang