domingo, 17 de noviembre de 2013

Frio, Headphones y La bella durmiente (?)

Captura-imvuComo mi primera entrada en este blog (El post de inauguración), comenzare por postear la primer cosa que se me cruce por la cabeza una bonita experiencia que te quiero compartir.

Todo empezó con el endemoniado frio que azoto mi humilde casa (Y creo que a casi todo el país) el Miércoles, no pude dormir y después de soñar despierta por horas decidí levantarme e ir por mi computadora para llevarme la condenada noticia de que mis queridos audífonos no servían, más bien, se rompieron otra vez como es su costumbre; Y es que todos los audífonos que compro se rompen de la parte del conector –Sí, ¡Ya sé! ¡Es mi culpa por jalonearlo al bailar con ellos puestos!-. La cosa es que no podía escuchar música, ni ver vídeos ni nada. Así que me puse a leer y buscar tonterías por Internet…


Bueno y ya… Fin


Ahora te contaré un cuento.
¡¡¡YAY!!!

La bella durmiente del bosque…

Todo comenzó cuando una joven princesa, bastante inútil por cierto, cayó víctima de un absurdo hechizo al usar una rueca de hilar lino, y su padre, agobiado por la pena, la deposita en un lecho de terciopelo… en un castillo cerrado dentro de un bosque…..¡ALEJADO DE TODOS!. Bueno, total, después aparece un necrófilo noble de caza en el mismo bosque y descubre al cadáver, digo a la hermosa doncella –Y a darle se ha dicho (?)-,  la viola y se marcha felizmente. Nueve meses más tarde, Talía (que así se llamaba la princesa) da a luz -Quién sabe cómo- a dos gemelos que son cuidados –No sé cómo- por las hadas. Un día, uno de ellos hizo lo que las inútiles hadas no pudieron; Deshacer el hechizo de la princesa, -¿Cómo? Lo mismo me pregunto-, pues literalmente chupó el dedo de su madre y, sin querer, retiró la astilla envenenada que la mantenía dormida.
Tiempo después el noble recuerda los agradables momentos que pasó tirándose al cadáver y decide volver a buscarla. Al encontrarla despierta y con dos niños le confiesa que él es el padre y en lugar de enojarse, la tipa comienza a sufrir el síndrome de Estocolmo y ambos viven un maravilloso idilio de una semana... Hasta que el pervertido éste decide volver con su esposa, de la que no había dicho nada hasta el momento.
Pero el cuento no acaba aquí, porque la cornuda esposa, al enterarse de los amores secretos de su marido, manda prender a sus bastardos y a Talía, y entrega a los dos pequeños al cocinero para que se los sirva en la comida a su esposo. Cuando ya casi ha terminado el plato, la mujer le espeta "¡Te estás comiendo lo que es tuyo!", y es así como el necrófilo -Ahora caníbal- muere por una infección estomacal (?), mientras la esposa decide vengarse también de la joven princesa y la manda quemar en la hoguera. –Sí, al final muere como las brujas-.


Lo que aprendimos hoy es que uno no puede dormir en el bosque porque cualquier enfermo mental puede llegar y cogerte… Pero en fin.

Nos leemos.


*¿Que por qué escribo esto? Porque estaba aburrida, claro está, pero principalmente porque NUNCA HE VISTO LA PELICULA DE DISNEY.

4 comentarios:

  1. ¿En serio nunca la has visto?.... ¡MENTIROSA!

    ResponderEliminar
  2. No se que me dio mas risa... que el cuento es extremadamente genial o que la ''Princesa'' se llame Talía (?)... EN FÍN! Es de las cosas mas graciosamente-tontas que he leído!!! Es-tu-pen-do!

    ResponderEliminar
  3. @Haydeé Solo he visto "La cenicienta", "La sirenita" y "La bella y la bestia" (o_ _)o

    ResponderEliminar
  4. OH por el amor de jebus! el cuento es la cosa mas wtf?? que he leido pero divertidisimo XD

    ResponderEliminar

 

Thanks For The Memories Template by Ipietoon Cute Blog Design and Bukit Gambang